Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Noticias

Noticias

Foto
lomita
lomita
lomita
lomita
06 Septiembre 2021
Recibiendo el consuelo de Dios en la fiesta de Ntra. Sra. de la Consolación
Contextos difíciles de la pandemia del covid que parecieran menguar en estos momentos, han permitido celebrar en modo presencial la misa de Ntra. Sra. de la Consolación en la capilla que lleva su nombre en la ciudad de Villa Allende (Córdoba), Argentina.
En la oportunidad, P. Eduardo Casas se refirió a la Virgen María como portadora del consuelo de Dios, exhortando a los presentes a recibir a María en el corazón; recibiendo de ella la Consolación de Dios. 

Extractos de su homilía: 

"Jesús en la cruz, cuando ya había entregado todo, nos entrega a su madre. Mirando a María le dice: Mujer. El título que nos recuerda que ella es Madre de la Humanidad como fue Eva madre de la humanizad, María comienza a ser madre no solo de Jesús y de Juan sino de toda la Iglesia y de toda la humanidad.

Allí al pie de la cruz, con Juan, estamos todos los discípulos fieles que permanecemos a los pies de la cruz de Jesús.

Si nosotros permanecemos a los pies de la cruz de Jesús, Jesús nos regala a su Madre y entonces la recibimos como madre nuestra.

Y el texto además dice que desde esa hora el discípulo la recibió en su casa. La traducción del texto original se refiere no sólo que la recibe en el espacio físico de su casa sino en las cosas entrañables que el discípulo tenía. La más entrañable riqueza que le dejó Jesús al discípulo es su Madre. El cuidó de María y María cuidó de él.

Eso es lo que nos pasa a nosotros: si estamos junto a Jesús. Jesús nos la entrega como Madre. Y la invitación es a recibirla en nuestra casa. Tenerla entrañablemente en nuestro corazón, entonces recibimos siempre el consuelo de Dios…

Y hoy, la recibimos con este título hermoso de Ntra. Sra. de la Consolación. Ella es la patrona de la Congregación de las hermanas y patrona de esta comunidad. Cada vez que venimos aquí María nos regala su consuelo. Ella, al pie de la cruz no sólo sufrió, sino que fue consolada por el Señor.

Pidamos la gracia en este día que experimentemos el amor maternal de Dios en todos los consuelos, especialmente cuando estemos al pie de la cruz y que podamos dar consuelo, misericordia y ternura a tantos otros que están a nuestro lado. Amén".


Celebración completa en: 
https://www.facebook.com/lalomitadelavirgen/videos/1069321147140932
volver