Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Noticias

Noticias

Foto
24 Octubre 2021
PLATAFORMA DE ACCIÓN LAUDATO SI
La JPIC internacional retomó sus reuniones –todavía on line- el día 6 de octubre, en el marco de los 40 días de oración de la plataforma de acción Laudato Si, instancia  a la que se unieron para comenzar la andadura de este nuevo año de actividades.
Después de comentar vivencias, palabras y desafíos que han surgido en este año, Christian Bueno, Redentorista, del equipo coordinador, nos situó en el contexto eclesial actual: el gran sínodo sobre la sinodalidad. He aquí alguna de las interpelaciones:
la sinodalidad representa el camino a través del cual la Iglesia puede renovarse por la acción del Espíritu Santo, escuchando juntos lo que Dios tiene que decir a su pueblo. Sin embargo, este caminar juntos no sólo nos une más profundamente los unos a los otros como Pueblo de Dios, sino que también nos envía a vivir y realizar nuestra misión y vocación: ser testigos y signos proféticos que provoquen a toda la familia humana, en un esfuerzo inter-confesional e inte-religioso La pregunta fundamental que mueve el proceso sinodal es: ¿Cómo se realiza hoy este “caminar juntos” en los distintos niveles de realización eclesial, desde lo local hasta lo universal, permitiendo a la Iglesia anunciar el Evangelio? y ¿qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer como Iglesia sinodal? (PD, 26) La escucha es el método del proceso sinodal, el discernimiento es el objetivo y la participación es el camino. El Papa nos invita a “escuchar a Dios, hasta escuchar con El el clamor del pueblo; escuchar al pueblo, hasta respirar en (y con) él la voluntad a la que Dios nos llama”. El discernimiento se basa en la convicción de que Dios actúa en el mundo y que estamos llamados a descubrir lo que el Espíritu nos sugiere.
Como consagrados: ¿qué desafíos, a que nos invita, que testimonio de caminar juntos podemos aportar…?
Como promotores de JPIC
La sinodalidad nos lleva a Escuchar el clamor de los hermanos y hermanas que sufren, nos invita a acercarnos a ellos, y a discernir su clamor para encontrar la voluntad de Dios en esta situación. Escuchar el clamor del pobre, acercarnos para compartir su situación, y discernir la voluntad de Dios con ellos, nos deberá llevar a un compromiso para promover la defensa del pobre, la justicia y el cambio de su situación. Esta misión deberá realizarse con ellos. La sinodalidad nos enseñará a asumirnos hermanos con la humanidad entera y a compartir con todos el compromiso de cuidar nuestra “casa común”. La sinodalidad es el camino para encontrar los desafíos que construyen la comunión y a desarrollar los compromisos compartidos para defender la creación.
El día 20 de octubre, en un encuentro conjunto de habla Española, portuguesa e inglesa ha habido una celebración en las catacumbas de Santa Domitila recodando el Pacto de las catacumbas después del Vaticano II y para renovar el compromiso del sínodo de la amazonia de promover una “ecología integral”
volver