Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Noticias
Noticias

Noticias

 · 

Gobierno General

Me comprometí como voluntaria en este noble y generoso servicio...
Me comprometí como voluntaria en este noble y generoso servicio...
Me comprometí como voluntaria en este noble y generoso servicio...
Paz y alegría para vosotras, queridas hermanas y Familia Consolación. Con el deseo de encontraros con buena salud en el Señor que proclamamos, me gustaría compartir con vosotros mi experiencia como voluntaria en el Centro Astalli (Centro Jesuita para Refugiados). Ante todo, bendigo al Señor que muestra su amor y misericordia hacia nuestros hermanos migrantes y refugiados, a través de las instituciones y personas de buena voluntad que los acogen y luchan por su causa. También invito a cada uno de nosotros, dondequiera que estemos, a rezar por los emigrantes, por los que les ayudan y por las diferentes situaciones en los países de origen que les han empujado a esta aventura. Recuerdo mi primer día como voluntaria cuando acompañé a la hermana Natercia a conocer el lugar, a hablar con el padre Alessandro MANARESI, sj, que es el asesor del Centro. Tenía bastantes preguntas que hacerle, aunque mi poco italiano no me lo permitía: ¿De dónde vienen estos inmigrantes y cuántos son? ¿Tienen comida y atención médica aquí? ¿dónde duermen? ¿Durante cuánto tiempo se ocupará el Centro de ellos? ¿Y qué harán después? El religioso me respondió que "vienen de todo el mundo, por lo tanto de todas las nacionalidades y religiones, y que su número varía (de 150 a 280 hombres y mujeres) de un día para otro en función de quien consiga los documentos de "residencia" y de quien sea contratado en la empresa o en el campo o en las fábricas, etc. En cuanto al lugar para dormir, todo el mundo trata de "encontrar un pequeño lugar para pasar la noche". Intentamos hacer todo lo posible para proporcionarles comida, duchas, atención médica y orientación para sus papeles, y algunos están encantados de enseñarles la lengua italiana y otros se ofrecen como voluntarios para servir comidas. Después de este encuentro y teniendo en cuenta mi programa de estudios, me comprometí como voluntaria en este noble y generoso servicio. Antes de la pandemia, el servicio se realizaba en el Centro desde las 12:00 hasta las 14:00, es decir, se servían directamente de los platos en las bandejas y se comía allí en el momento. Así teníamos tiempo de intercambiar algunas palabras para conocer sus nombres, nacionalidades, religiones, en fin, para intentar crear un clima de diálogo entre nosotros, ¡estos momentos les ayudaron a expresarse con confianza y humor! Me gustó este momento, porque aunque no entendía bien el italiano como algunos de mis hermanos y hermanas emigrantes, al menos nos entendíamos a través de la lengua de los sordos y ¡era muy bonito! Otros, por ejemplo los de Malí y el mundo francófono, estaban tan contentos porque decían: "Al menos tenemos a "una" que habla nuestro idioma y que puede ayudarnos a hacernos entender. Y así, de vez en cuando, dependiendo del idioma que hable y entienda el migrante, se nos llama para que ayudemos con las traducciones. Es tan poco pero tan importante porque para que haya diálogo entre dos personas, una debe entender lo que la otra quiere comunicar. Pero hoy en día, con el nuevo estilo de vida que nos impone la pandemia, nos hemos adaptado a la situación. Los voluntarios estamos organizados en grupos y según los días de la semana de 9 a 12 horas, servimos juntos el almuerzo y la cena, ya sea arroz o espaguetis y pescado o carne y ensalada que preparamos en platos desechables con sal, aceite y fruta en bolsas para facilitar la distribución. Es cierto que no tenemos mucha oportunidad de estar en contacto directo con ellos, salvo con los que vienen a recibir atención médica y a ducharse mientras estamos allí, con los que intercambiamos algunos saludos. Sin embargo, el servicio se presta en un ambiente familiar y de apoyo mutuo. Como se trata de un trabajo en cadena, a medida que cada voluntario se ocupa de una cosa, el primero que termina ayuda a los demás y así terminamos juntos y les dejamos todo listo antes de irnos. A continuación, la gente del Centro (que son "antiguos emigrantes" que han sido contratados como cocineros o tenderos u otros servicios) los distribuyen a la 1 de la tarde. Con la crisis de seguridad y sanitaria que azota el mundo, el número de personas que arriesgan su vida en embarcaciones sin destino ni horizonte se multiplica cada día y supone un reto para los países de acogida, que tampoco son inmunes a la crisis. Si la tierra que les vio crecer ya no es el lugar de plenitud que todos desean, la zona de acogida también parece hundirse a causa de esta pandemia que ha puesto al mundo de rodillas en poco tiempo. Así que una mañana, mientras esperaba que el portero me dejara entrar, intercambié unas palabras con uno de ellos que me dijo: "Hermana, no es divertido ni deseable dejar tu país, tu familia, tus padres, tus raíces por un destino incierto donde todo puede cambiar en una fracción de segundo. Además, Covid-19 ha llegado a lastrar nuestras ya frágiles vidas. Pero sobre todo doy gracias a Dios, que sigue velando por nosotros como veló por la familia de Nazaret durante la huida de Egipto, a través del Centro Astalli y del Vaticano”. Sus palabras expresan su gratitud a la Iglesia, de la que es hijo, y su gran confianza en el Dios de los pobres, como le gusta llamarlo. Para mí, aunque esta experiencia y este servicio sean tan pequeños, son también una gota de agua que contribuye a saciar la sed de muchas personas pobres e inocentes que dependen de este poco para sobrevivir y atreverse a esperar un futuro mejor. El "caminar juntos de una iglesia sinodal" es también caminar en el mismo destino, sabiendo que todos somos hermanos y no olvidando mirar a la izquierda y a la derecha para invitar a los que están allí a caminar. Y como deseó el Padre Camillo RIPAMONTI, sj y presidente del Centro en el informe anual de las actividades y servicios del Centro, "que la experiencia de una vulnerabilidad común sea un estímulo para un compartir que abra un horizonte fraternal". Que el Señor sostenga nuestros pequeños esfuerzos por la causa de los pobres y necesitados por intercesión de nuestra santa madre María ROSA MOLAS. Amén. Alice KONATE, Casa Generalicia, Roma.
Curso Avanzamos
Curso Avanzamos
Curso Avanzamos
El domingo 19 hemos terminado la experiencia on line del curso Avanzamos.. He aqui el testimonio de una de las hermanas participantes! Avanzamos...una invitación...al final, una EXPERIENCIA DE TRANSFORMACIÓN.  Con la quietud y el silencio de este nuevo amanecer la GRATITUD como un *continuo presente* en mi vida me susurra "es día para recordar lo vivido..." Gracias por pensarme en esta lista de invitadas. Gracias por esta bella compañía, lo más bello del camino! Gracias por cada instrumento de Dios para darme las luces en el momento justo! Sincronía? Gracias por el contenido que fue desde dentro hacia afuera...Dios! Sólo así lo estoy sintiendo; como una vida cuidada, sostenida...vida que germina cargada de nueva ilusión y yo la VUELVO A ELEGIR, así lo recordó ayer Mariola, y experiencialmente lo hago mío. Gracias por esos 6 encuentros en comunidad virtual que se prolongaron al iniciar cada lunes de trabajo y misión y la conexión con puntos de "toque" para la vida allí seguían y eran abordados y retomados nuevamente en quietud y oración...por ese detallazo, GRACIAS!  Gracias amada Congregación, por esta posibilidad de formación en esta bella e interesante etapa de la vida, nuestro verano otoñal! Suena bello, es más bello cuando en compañía, en soledad, con convicción, certezas, dudas e incertidumbres YO DECIDO Y ASUMO QUE SIGO PINTANDO DE COLORES EL PAISAJE DE UNA VIDA Y UN SI QUE SE FORTALECE PORQUE SIEMPRE ESTA "AVANZANDO!"  GRATITUD INFINITA! 
Desde el Noviciado Latinoamericano
Desde el Noviciado Latinoamericano
Desde el Noviciado Latinoamericano
La comunidad del noviciado en México realizamos nuestro primero Taller de interculturalidad virtualmente los días 7,9,11,18 de noviembre. El mismo fue facilitado por nuestra hermana Maria Josefa Carmona, del Gobierno General . En el hemos aprendido que: "la interculturalidad supone un cambio intencional de búsqueda de puntos de encuentro que requiere salir de mis fronteras y enriquecerme con el hecho de que el Reino no le pertenece a ninguna cultura, sino que es un bien común... Compasión //Anhelo de unión de todo ser humano".  Hemos aprendido también que: " hablar de interculturalidad es hablar de lo diverso que ayuda a construir y aporta  la unidad al Reino" " Es un constante abrirnos a la Sabiduría del Espíritu que genera: comunión, unidad en la universalidad"  Agradecidas a Dios y a la Congregacion por esta oportunidade de formacion, que nos abre a un horizonte de esperanza frente a los desafíos de la diversidad; afirmando que existe una comunión siempre posible.Noviciado Latinoamericano 
TEJEDORES DE CONSOLACIÓN
TEJEDORES DE CONSOLACIÓN
TEJEDORES DE CONSOLACIÓN
¡¡FELIZ DÍA DEL CARISMA FAMILIA CONSOLACIÓN!! Con una actitud osada y con una mirada delicada y profunda, las doce primeras hermanas, entre ellas María Rosa, iniciaron algo nuevo, comenzaron a tejer punto por punto, con dinamismo y armonía, al compás del Espíritu. Nuestras hermanas comenzaron la colcha del Carisma tejida por un grito: "Consolad, consolad a mi pueblo, dice el Señor" (Is 40, 1) Hoy, la Familia Consolación, niños, jóvenes, ancianos, enfermos, desfavorecidos, hermanas, laicos, voluntarios… está invitada a dejar fluir la VIDA del Carisma. Siempre habrá un retal nuevo... 
HABLAD AL CORAZÓN
HABLAD AL CORAZÓN
HABLAD AL CORAZÓN
La revista Vida Nueva con la Congregación ha editado un pliego sobre el Carisma "Hablad al corazón: Profetas de la Consolación de Dios". Saldrá publicado en el próximo número el viernes 6 de noviembre.  Compartimos la reseña de la web de la revista y el archivo en PDF. Que su lectura y profundización nos ayuden a hacer vida nuestro Carisma y sean un impulso para anunciar la Consolación de Dios. 
CONTINUA LA VISITA A LA PROVINCIA DE LOS ANDES
CONTINUA LA VISITA A LA PROVINCIA DE LOS ANDES
CONTINUA LA VISITA A LA PROVINCIA DE LOS ANDES
Madre general y Aranzazu continúan viajando virtualmente por la Provincia de los Andes, esta vez estuvieron con las hermanas y laicos de Concepción y Rio IV en Argentina. En alguno momentos se ha unido al encuentro y al trabajo nuestra Ecónoma general. En el Cottolengo fue un momento especialmente entrañable el saludo e intercambio con los residentes, siempre presencias de Dios en sus pequeños. Destacable también una reunión con el Equipo directivo del colegio de Concepción, que coincidió con una jornada: la visita de la imagen de la Inmaculada Concepción de la Virgen, que peregrina por diversos lugares de la diócesis preparando la fiesta del 8 de diciembre. El último día de Visita en cada comunidad celebran una sencilla fiesta, compartiendo el gozo de haber sido invitadas por el Dios de la Vida al banquete de la fraternidad. La Visita propiamente concluye unos días después con la lectura del Acta  en el marco de la Liturgia de Laudes.
1
2
3
4
5
volver