Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Noticias

Noticias

Foto
1
1
1
Video
08 Julio 2022
Desde la Casa Madre



El día de hoy nos reunimos para rezar visperas, todas las hermanas de la comunidad de la casa madre. Nos encontramos para acoger la Reliquia del Beato Dr José Gregorio Hernández.


"Estamos felices de vivir y compartir el  regalo que nos ha hecho el cardenal Baltazar Porrar a las hermanas de la consolacion, una reliquia de primer grado del doctor José Gregorio Hernandez, el médico de los pobres. José Gregorio Hernández nos acerca a la santidad, dedicó su vida al servicio de los hermanos sufrientes,  sirvió y amó a Cristo. Un modelo de santidad comprometida con la defensa de la vida, con los desafíos de la historia y, particularmente, como paradigma de servicio al prójimo, como un buen samaritano, sin excluir a nadie.  Un hombre de servicio universal”.

Su secreto era su fe, su creencia en Dios, su constante búsqueda por hacer la voluntad de Dios, su poner en práctica los mandamientos, su ser discípulo de Jesucristo, su vida de oración, su amor por la Eucaristía. Murió pronunciando el nombre de María santísima. Vivir el Evangelio lo ha convertido en el «santo del pueblo», el «médico de los pobres». La fe le permitió al Dr. José Gregorio entrar en una nueva dimensión; comprender su vida y la historia, con los ojos de Dios; ver que la existencia humana no termina en el sufrimiento, en el dolor y en la muerte. en la figura del beato Dr. José Gregorio se pueda encontrar al gran científico, al médico, al profesor… y al mismo tiempo la humildad radical, la renuncia a la arrogancia y la dedicación a los pobres. Esto es típico de la lógica del evangelio.

En esta tarde  queremos agradecer juntas  el don de la santidad y poner en manos de Dios a tantas personas y países que viven en medio del conflicto de la guerra.. a través de la intercesión de José Gregorio que fue un hombre de paz, un hombre que creyó en el Evangelio, con libertad. 

Fue un momento de oración compartida, agradecida, una ocasión para hacer memoria de la grandeza de nuestro Dios, y de nuestros intercesores en el cielo.

volver