Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Noticias

Noticias

Me comprometí como voluntaria en este noble y generoso servicio...
Me comprometí como voluntaria en este noble y generoso servicio...
Paz y alegría para vosotras, queridas hermanas y Familia Consolación. Con el deseo de encontraros con buena salud en el Señor que proclamamos, me gustaría compartir con vosotros mi experiencia como voluntaria en el Centro Astalli (Centro Jesuita para Refugiados). Ante todo, bendigo al Señor que muestra su amor y misericordia hacia nuestros hermanos migrantes y refugiados, a través de las instituciones y personas de buena voluntad que los acogen y luchan por su causa. También invito a cada uno de nosotros, dondequiera que estemos, a rezar por los emigrantes, por los que les ayudan y por las diferentes situaciones en los países de origen que les han empujado a esta aventura. Recuerdo mi primer día como voluntaria cuando acompañé a la hermana Natercia a conocer el lugar, a hablar con el padre Alessandro MANARESI, sj, que es el asesor del Centro. Tenía bastantes preguntas que hacerle, aunque mi poco italiano no me lo permitía: ¿De dónde vienen estos inmigrantes y cuántos son? ¿Tienen comida y atención médica aquí? ¿dónde duermen? ¿Durante cuánto tiempo se ocupará el Centro de ellos? ¿Y qué harán después? El religioso me respondió que "vienen de todo el mundo, por lo tanto de todas las nacionalidades y religiones, y que su número varía (de 150 a 280 hombres y mujeres) de un día para otro en función de quien consiga los documentos de "residencia" y de quien sea contratado en la empresa o en el campo o en las fábricas, etc. En cuanto al lugar para dormir, todo el mundo trata de "encontrar un pequeño lugar para pasar la noche". Intentamos hacer todo lo posible para proporcionarles comida, duchas, atención médica y orientación para sus papeles, y algunos están encantados de enseñarles la lengua italiana y otros se ofrecen como voluntarios para servir comidas. Después de este encuentro y teniendo en cuenta mi programa de estudios, me comprometí como voluntaria en este noble y generoso servicio. Antes de la pandemia, el servicio se realizaba en el Centro desde las 12:00 hasta las 14:00, es decir, se servían directamente de los platos en las bandejas y se comía allí en el momento. Así teníamos tiempo de intercambiar algunas palabras para conocer sus nombres, nacionalidades, religiones, en fin, para intentar crear un clima de diálogo entre nosotros, ¡estos momentos les ayudaron a expresarse con confianza y humor! Me gustó este momento, porque aunque no entendía bien el italiano como algunos de mis hermanos y hermanas emigrantes, al menos nos entendíamos a través de la lengua de los sordos y ¡era muy bonito! Otros, por ejemplo los de Malí y el mundo francófono, estaban tan contentos porque decían: "Al menos tenemos a "una" que habla nuestro idioma y que puede ayudarnos a hacernos entender. Y así, de vez en cuando, dependiendo del idioma que hable y entienda el migrante, se nos llama para que ayudemos con las traducciones. Es tan poco pero tan importante porque para que haya diálogo entre dos personas, una debe entender lo que la otra quiere comunicar. Pero hoy en día, con el nuevo estilo de vida que nos impone la pandemia, nos hemos adaptado a la situación. Los voluntarios estamos organizados en grupos y según los días de la semana de 9 a 12 horas, servimos juntos el almuerzo y la cena, ya sea arroz o espaguetis y pescado o carne y ensalada que preparamos en platos desechables con sal, aceite y fruta en bolsas para facilitar la distribución. Es cierto que no tenemos mucha oportunidad de estar en contacto directo con ellos, salvo con los que vienen a recibir atención médica y a ducharse mientras estamos allí, con los que intercambiamos algunos saludos. Sin embargo, el servicio se presta en un ambiente familiar y de apoyo mutuo. Como se trata de un trabajo en cadena, a medida que cada voluntario se ocupa de una cosa, el primero que termina ayuda a los demás y así terminamos juntos y les dejamos todo listo antes de irnos. A continuación, la gente del Centro (que son "antiguos emigrantes" que han sido contratados como cocineros o tenderos u otros servicios) los distribuyen a la 1 de la tarde. Con la crisis de seguridad y sanitaria que azota el mundo, el número de personas que arriesgan su vida en embarcaciones sin destino ni horizonte se multiplica cada día y supone un reto para los países de acogida, que tampoco son inmunes a la crisis. Si la tierra que les vio crecer ya no es el lugar de plenitud que todos desean, la zona de acogida también parece hundirse a causa de esta pandemia que ha puesto al mundo de rodillas en poco tiempo. Así que una mañana, mientras esperaba que el portero me dejara entrar, intercambié unas palabras con uno de ellos que me dijo: "Hermana, no es divertido ni deseable dejar tu país, tu familia, tus padres, tus raíces por un destino incierto donde todo puede cambiar en una fracción de segundo. Además, Covid-19 ha llegado a lastrar nuestras ya frágiles vidas. Pero sobre todo doy gracias a Dios, que sigue velando por nosotros como veló por la familia de Nazaret durante la huida de Egipto, a través del Centro Astalli y del Vaticano”. Sus palabras expresan su gratitud a la Iglesia, de la que es hijo, y su gran confianza en el Dios de los pobres, como le gusta llamarlo. Para mí, aunque esta experiencia y este servicio sean tan pequeños, son también una gota de agua que contribuye a saciar la sed de muchas personas pobres e inocentes que dependen de este poco para sobrevivir y atreverse a esperar un futuro mejor. El "caminar juntos de una iglesia sinodal" es también caminar en el mismo destino, sabiendo que todos somos hermanos y no olvidando mirar a la izquierda y a la derecha para invitar a los que están allí a caminar. Y como deseó el Padre Camillo RIPAMONTI, sj y presidente del Centro en el informe anual de las actividades y servicios del Centro, "que la experiencia de una vulnerabilidad común sea un estímulo para un compartir que abra un horizonte fraternal". Que el Señor sostenga nuestros pequeños esfuerzos por la causa de los pobres y necesitados por intercesión de nuestra santa madre María ROSA MOLAS. Amén. Alice KONATE, Casa Generalicia, Roma.
Retiro de Adviento online con jóvenes, Eslovaquia 2021
Retiro de Adviento online con jóvenes, Eslovaquia 2021
Del 3 a 5 de diciembre, unos 20 jóvenes y las hermanas de las comunidades eslovacas de Nitra y Žilina, participamos en un retiro de adviento con y para los jóvenes. El tema que nos acompañó fue “Con San José caminando hacia Jesús”. Como las circunstancias epidemiológicas no nos permitieron encontrarnos de forma presencial, en varios momentos nos conectamos de forma online.   El viernes empezamos nuestro retiro con una breve presentación, preparando nuestro corazón para el encuentro con Jesús. Como símbolo del encuentro elegimos una espiral hecha de 8 velas, que significaba el camino de cada uno de nosotros hacia Jesús, la luz que habita en lo profundo de nuestro ser. Invitamos a los jóvenes a que cada uno se hiciera en su casa un "rinconcito de encuentro" ambientado con esta espiral de luces para tener presente el camino que queríamos seguir.   El sábado en la charla de la mañana, el padre José nos acercó a la persona de San José… todo el día, cada uno según sus posibilidades, pasamos en oración reflexionando sobre cómo ha podido ser el camino de José y María hacia Jesús y qué podemos aprender de ellos. Nos ayudaron varios materiales, las catequesis del papa Francisco, la carta apostólica "Patria cordi", etc. Terminamos el día con una oración de adoración delante del Señor (en la capilla de Nitra), uniéndonos cada uno desde su casa. Fue un momento que nos gustó mucho..   El domingo nos acompañó la película "Natividad", con la que nos acercamos a la Virgen y San José, mirándolos de cerca, aprendiendo de ellos a ser humildes, valientes, hombres y mujeres de fe y confianza en Dios,  a actuar con generosidad, dándose al otro y todos recibiendo el mayor Regalo, a Jesús, el Hijo de Dios que vino para todos, hasta el más último y más pequeño del mundo. El encuentro lo terminamos con un compartir online, todos conectados, todos unidos, compartiendo cada uno un poquito de lo que había vivido y experimentado.    El Adviento continúa y nosotros queremos seguir adelante en nuestro día a día con el deseo de buscar a Jesús, de caminar a su lado, de acogerlo en nuestro interior y hacer de nuestro corazón Su casa.
Esperada visita en Los Andes
Esperada visita en Los Andes
      En el día de la Inmaculada, Antonia Munuera, Superiora General acompañada por Silvia Sosa, Superiora Provincial de los Andes, llegó a la Casa de Espiritualidad "La Lomita de la Virgen", en la provincia de Córdoba, Argentina.     Con mucha alegría las hermanas de la comunidad, la recibieron en la casa y celebraron la eucaristía de esta solemnidad, presidida por P. Eduardo Casas. Compartimos frases de su homilía, inspiradoras para esta visita largamente esperada:  "La disponibilidad incondicional de María a la propuesta a la cual Dios la invitó implicó, en su proyecto de vida, un cambio absoluto de planes. Toda disponibilidad implica sacrificio y dejar de hacer aquello que nosotros deseábamos o esperábamos para comenzar a realizar, por gracia, aquello que Dios quiere para nosotros. Lo cual, ciertamente, es siempre lo mejor"
INVITADAS A BRINDAR
INVITADAS A BRINDAR
Bajo el lema  “Invitadas a brindar”, nos encontramos las comunidades de la Provincia, en plena Octava navideña. Iniciamos con una sencilla pero muy sentida oración… en la que cada comunidad, ofrecimos un “regalo” al Niño Jesús, el Rey de la Humanidad, y la razón por la que estamos de fiesta… Posteriormente, le hemos ofrecido, cada comunidad, un regalo a la Provincia, a la Iglesia…,ofreciéndole; disponibilidad, perseverancia, alegría, servicio, esperanza… Terminada la oración, El juego JEOPARDY, sobre temas de Historia, Documentos de la Iglesia, Geografía, Congregación, Arte y cultura y Religión. Cada Comunidad , elegía el tema y el valor de la pregunta, 10, 20, 30, 40, 50 puntos…Siendo vencedoras las comunidades de Barcelona y Caicara. Llegado el momento del brindis, con gran alegría, hemos brindado por un deseo para el año 2022. Cantos de villancicos por comunidades… festejando al “cumpleañero” Las palabras de nuestra madre provincial Eredi Espinoza, animándonos a ser mujeres de esperanza, y el deseo de que estos encuentros nos ayuden a vivir con alegría, y acreciente nuestra fraternidad,   han  puesto punto final al encuentro.    Comunidad de Huixtla     🇧🇷  CONVIDADAS A BRINDAR Sob o lema “Convidadas a brindar”, encontramos as comunidades da Província, em plena oitava de Natal. Começamos com uma oração simples, mas muito sincera ... na qual cada comunidade ofereceu um "presente" ao Menino Jesus, Rei da humanidade, e o motivo pelo qual estamos celebrando ... Posteriormente, oferecemos a cada comunidade um presente à Província, à Igreja, uma oferta; disponibilidade, perseverança, alegria, serviço, esperança ... Após a oração, o jogo JEOPARDY, sobre temas de História, Documentos da Igreja, Geografia, Congregação, Arte e cultura e Religião. Cada comunidade escolheu o tema e o valor da pergunta, 10, 20, 30, 40, 50 pontos ... As comunidades de Barcelona e Caicara foram as vencedoras. Na hora do brinde, com muita alegria, brindamos um desejo para o ano de 2022. Cantigas natalinas das comunidades ... em homenagem ao "aniversariante" As palavras da nossa inspetora Eredi Espinoza, encorajando-nos a ser mulheres de esperança, e o desejo de que estes encontros nos ajudem a viver com alegria e a aumentar a nossa fraternidade, concluíram o encontro.   Comunidade Huixtla    
Noël à la maternelle de Ouagadougou
Noël à la maternelle de Ouagadougou
« Bénis le Seigneur oh mon âme, bénis son nom très Saint tout mon être ».Ps 102 Le samedi 18 décembre 2021, le centre maternel Maria Rosa Molas a célébré le noël des enfants par anticipation. A cette occasion, les parents ont accompagné leurs enfants pour une journée plus joviale et plus fraternelle. Nous avons débuté la journée avec une belle célébration eucharistique animée par les sœurs, les novices et les postulantes. Après la messe, les parents ont assisté avec joie aux différentes prestations de leurs enfants. Ils ont été agréablement surpris par leurs chants, récitations, et danses. C’est après cela que papa noël chargé de cadeau a fait son apparition à la grande satisfaction des enfants. Chacun a, donc, eu droit à un paquet. La matinée a pris fin avec un partage fraternel entre parents, élèves et tout le personnel.  De ce partage fraternel, une collecte de fruit a été organisée en faveur des enfants malades de l’Hôpital Yalgado. Les parents ont été très généreux et ont répondu favorablement à cet appel. Puisse Dieu continuer de donner à chacun la grâce qu’il lui faut pour toujours éduquer les enfants avec amour et sagesse. Joyeux Noël à tous! Bonne, heureuse, sainte et paisible année 2022!                                                                            Sr Augustine BONKOUNGOU
PHILIPPINES TYPHOON RAI
PHILIPPINES TYPHOON RAI
PHILIPPINES TYPHOON RAI During these days, the whole Philippines is suffering from the typhoon Odette (with the international name: RAI). The most affected areas are Visayas and Mindanao. There is no electricity and water. All the transportations to these regions are suspended, therefore it’s difficult to distribute the typhoon aids to the people. The typhoon is moving out of the Philippines’ territory, but there’re fears widespread landslides and flooding may have claimed more lives. Our sisters in Cebu community are in stable condition. Despite of this trying situation, they’re reaching out to the people with all the means that they have by distributing water and basic needs assistance. In Metro Cebu, all the foods and water are selling overprice up to five times as before; and it’s hard to buy. The government announced that it will take more time to transport the typhoon aids and restore the electricity. We have received the supports and funding from Delwende. They were the first to offer help to the victims through the project of our sisters. We are grateful and feel committed in reaching to the cry of our brothers and sisters.