Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Noticias

Noticias

Foto
MTGJ 1
MTGJ 1
MTGJ 1
MTGJ 1
MTGJ 1
MTGJ 1
MTGJ 1
MTGJ 1
MTGJ 1
30 Enero 2023
“AMO MUCHO A MIS HERMANOS PORQUE EN ELLOS ESTÁS TU”
Con mucha alegría compartimos la vivencia del cierre del año Jubilar: Consolación en salida, en nuestra comunidad educativa de Concepción- Tucumán.

Este año, fue un tiempo donde aprendimos de María Teresa a perdonar de corazón a las personas que nos ofenden, a sonreír y vivir la alegría en lo pequeño, en las cosas que vivimos día a día, a salir al encuentro del hermano con nombre y rostro, para compartir el Consuelo que recibimos del Señor. Todos los 11 de cada mes o un día después, vivimos juntos la novena a nuestra querida Paquita, como la llaman los niños, en los distintos niveles: Inicial, Primaria y Secundaria.

El 11 de mayo, toda la comunidad educativa, participó formando parte del rostro de María Teresa colocando un origami en su imagen, esto nos hizo sentir que María Teresa está presente hoy en nuestro caminar juntos, en lo que cada uno es y hace con amor y en servicio a los demás, todos formamos parte de su rostro, de su persona, los niños del colegio participaron colocando corazones a su alrededor, uniéndose a esta actividad en la que todos participamos… y en ella fuimos colocando las virtudes que reflexionamos en cada mes de la Novena.

El 12 de octubre, con nuestros profesores y alumnos del nivel secundario realizamos un Taller: “Mirarte”, trabajando juntos sobre nuestras miradas y la mirada de Jesús, desde los ojos de María Teresa, luego compartimos la Eucaristía y finalmente el musical: “La fuerza de un sueño”, dirigido por una maestra de nuestra Institución y actuada por alumna/os de nivel primario y secundario y docentes de ambos niveles. Con los niños realizamos y vivenciamos un taller en cada aula sobre la cesta verde de María Teresa y nuestra cesta del grado y del colegio y finalizamos con una oración y el musical que se presentó el mismo día de ayer, 12 de octubre, en los dos turnos.

María Teresa, gracias por tu vida sencilla, gracias por acompañarnos en la entrega y misión que se nos confía: llevar a todos el consuelo del Señor, especialmente a los más desfavorecidos como vos hiciste.

Agradecemos profundamente a todos los que han participado y han hecho posible  la vivencia de este día de celebración. Gracias por ser parte del Carisma y por animarnos a caminar junto a María Teresa, cuyo testimonio nos impulsa a ser santos en lo cotidiano de nuestra misión. Dios los bendiga.

 
volver