Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación

Desfavorecidos

 · 

Los pobres y la tierra claman consuelo

He escuchado su clamor. Conversión Sinodal.
He escuchado su clamor. Conversión Sinodal.
El 12 de septiembre tuvimos el primer webinar internacional de la Familia Consolació. Nos ayudó el P. Guillermo Campuzano, vicentino, que ya ha nos había estado acompañando en el Seminario de la Dimensión social. Cerca de 300 miembros de la familia Consolación reflexionamos sobre la llamada a la conversión relacional, queremos tomar conciencia de los gritos de nuestro planeta, de nuestra humanidad. Desde la raíz de nuestro carisma, el Espíritu nos impulsa a un cambio, a abrirnos para escuchar y conectar con los gemidos dramáticos de nuestro mundo, indicadores del camino que deberemos seguir, unidos e interconectados, toda la familia Consolación, hermanas y laicos. Nos abrimos a la lógica del evangelio. No podremos sanar el mundo si no nos cuidamos unos a otros, empezando por los más débiles.
El P. Guillermo nos lanza preguntas que tocan los fundamentos para un cambio. Nuestra conversión a la sinodalidad relacional. Recuperar la centralidad de todo lo humano, al estilo de Jesús y como Él. Dejar al Espíritu que abra nuestras fronteras institucionales. Volver a las necesidades esenciales de la vida, lo sencillo, lo cotidiano. Desinstalarnos, meternos en redes para proyectar acciones proféticas que transformen sistémicamente la injusticia y la pobreza.
Nuestro carisma es un lugar proverbial para el cambio que demanda nuestro planeta y que impulsa el papa Francisco.

 

ampliar
Los pobres y la tierra claman consuelo.
Los pobres y la tierra claman consuelo.

El documento  “Los pobres y la tierra claman consuelo”, fruto de un largo proceso de reflexión, estudio, oración e investigación para responder a la prioridad capitular, fuerte llamada del Espíritu, a salir a los más desfavorecidos. 
En esta dolorosa y compleja situación que vivimos la humanidad, de manera sorpresiva el Señor nos abre a un nuevo horizonte y nos confirma en la necesidad y urgencia de una conversión integral. Es el despertar de la conciencia; la apertura del corazón al dolor del otro, con nombre y rostro, sintiéndolo como parte nuestra; nuevas relaciones con el entorno, con el planeta, con los hermanos, con nosotras mismas; abrazar realidades más amplias, universales y complejas.
lla tierra es un ser vivo, que busca su equilibrio vital, que necesita descansar y desintoxicarse. El virus nos ha obligado a parar, a detener las actitudes consumistas, agresivas y devastadoras contra la tierra. Al bajar el ritmo acelerado de nuestras prisas desenfrenadas, el planeta ha podido respirar.
El clamor de los pobres es cada vez más desgarrador y las consecuencias de nuestra indiferencia cada vez más evidentes. La tormenta es igual para todos, no distingue clases sociales, pero las barcas en las que intentamos atravesarla no están equipadas en forma equitativa.
Urgen la escucha, la responsabilidad social, la solidaridad, el cuidado de la tierra, el compromiso de remar juntos en la misma dirección: el bien común mayor. Estas son las intuiciones claves del documento que viene a ayudarnos a fortalecer la dimensión social del Carisma haciéndonos cada vez más conscientes de su riqueza fundante y actual.

          (Del comunicado del Gobierno General a la Familia Consolación. 29 abril 2020)

ampliar
Comunidades virtuales
Comunidades virtuales

En el proceso de socialización, profundización y vivencia del documento Los pobres y la tierra claman consuelo, queremos dar un paso adelante.
El cuidado de sí, de los demás y de la tierra ya no es una opción, es una urgencia. La ética del cuidado y la consolación van de la mano, desde lo más familiar y doméstico, pasando por nuestro servicio pastoral hasta la incidencia socio-política. Porque es posible influir, aportando valores evangélicos, en la marcha y decisiones de la comunidad internacional.
Con este fin se ha organizado un programa que podéis leer en la convocatoria adjunta. Nos ayudará a ahondar el contenido de este documento inspirador, desentrañando cada vez más la riqueza que el Señor nos ha regalado a través de él. Va dirigido a la Familia Consolación, Hermanas y Laicos, que quieran profundizar más. La conexión online permitirá la riqueza del intercambio entre personas de distintos continentes y culturas. 
En el documento adjunto, se puede leer una explicación más completa de las comunidades virtuales, así como de los diferentes horarios y días de conexión. 
ampliar