Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Santidad

Santidad

 · 

Venerable Mª Teresa González Justo

En plena Mancha alta, en Quintanar de la Orden (Toledo), llega a la vida, el 11 de febrero de 1921, la hija mayor de Martiniano González e Isabel Justo. Nace en el seno de una familia cristiana, honrada y trabajadora. Francisca —este es su nombre—, es bondadosa y de temperamento tranquilo. La llaman en el pueblo «madre de los pobres».

El 25 de octubre de 1936 fusilan a su padre, hombre caritativo y bueno. Conoció Paquita los detalles del martirio. Lloró en silencio y perdonó al asesino. Cuando éste es encarcelado, se la ve diariamente con su «cesta verde» a la puerta de la cárcel. Junto con la comida, que ella misma le prepara, le lleva el perdón y el mensaje de la misericordia infinita de Dios, porque para ella «el amor y el perdón hay que demostrarlo con obras».

Ingresa a los 20 años en las Hermanas de la Consolación y la conocemos ya por María Teresa. Destinada al Sanatorio Antituberculoso de Villarreal (que después se traslada a Castellón), siente que el Señor la quiere con los más pobres, con los enfermos, con el mundo del dolor. Cuatrocientos enfermos tuberculosos es el campo más apropiado para la «caridad sin fronteras» que va a derrochar aquí María Teresa. La joven de 23 años pasará en este Sanatorio otros 23. «Te entrego todo, Dios mío, y te ofrezco mi vida, gota a gota», había escrito. Lo cumplió. Gota a gota dio su vida junto a la cama del enfermo tísico. Acompañó sus noches, consoló sus tristezas, les repartió el pan del evangelio, llevó su propia comida a quien más lo necesitaba, porque... ¿cómo pensar en comerse la ración de carne o de pescado habiendo enfermos al filo de la vida?
Mª Teresa González 1 Mª Teresa González 2 Mª Teresa González 3 Mª Teresa González 4
«La vida de Sor María Teresa es una vida encantadora: prudente, sencilla, amable, humilde, con una confianza ilimitada en el Señor y un gran espíritu de oración. Sólo vivía para Dios y para reme¬diar las necesida¬des de los demás. La llamábamos 'Sor Alegría'. Ella estaba en la verdad, porque se pasó la vida contemplando a Dios en el enfermo».

Moría en una fiesta de la Virgen —como era su deseo—, el 12 de octubre de 1967, festividad de Ntra. Sra. del Pilar. Tenía 46 años. Y moría entre sus enfermos, como había pedido: «donde estaban sus enfermos». Una vida, sin historia aparente. Una vida, con historia a los ojos de Dios y de tantos hombres y mujeres que supieron, a su lado, qué es el amor y la consolación de Cristo. Vida, como vuelo de pájaro libre, con la libertad de los hijos de Dios.

María Esperanza Casaus Cascán

ANEXO I - VENERABLE MARÍA TERESA GONZÁLEZ JUSTO



Lugar y fecha de nacimiento: Quintanar de la Orden (Toledo), 11 de febrero, de 1921.
Lugar y fecha de la muerte: Castellón de la Plana, 12 de octubre de 1967.
Lugar donde se veneran sus restos: Castellón de la Plana, en la iglesia del Colegio de Ntra. Sra. de la Consolación.
Fecha y lugar de incoación del Proceso: El 17 de julio de 1982 en Castellón.
La Declaración de las Virtudes Heroicas de la Venerable María Teresa González Justo: el 13 de junio de 1992, por S. S. Juan Pablo II.

BIBLIOGRAFÍA:



FRANCISCO MARTÍN HERNÁNDEZ, Historia de una vida sin historia, 1ª edic. BAC, Madrid, 1983. 2ª edic. Atenas, Madrid, 1986.
MATILDE SEGUÍ ORFILA, Un vuelo de libertad, Tortosa, 1987.
MARÍA ESPERANZA CASAUS CASCÁN, Venerable María Teresa González Justo, en MOSSÉN J. DOMÉNECH, Tiempo y tierra de santos. Santoral y martirologio castellonense. Castellón, 1997.
Video