Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Santidad

Santidad

 · 

Santa Mª Rosa Molas y Vallvé

Mujer-Respuesta



“Obras son amores y no razones y lamentos y otros ademanes muy en boga en nuestro tiempo”, dijo Mª Rosa Molas. Podía decirlo con autoridad moral. Su vida fue una cadena de obras de amor en respuesta a los interrogantes vitales de su tiempo.
Nació en 1815, en Reus (Tarragona), en una España de postguerra donde se multiplicaban las dificultades de todo género. Desde niña descubrió en su entorno muchas necesidades. Su carácter decidido y voluntarioso la lanzó a darles respuestas personales sin esperar soluciones del exterior. El Espíritu Santo trabajó su naturaleza y ella colaboró fielmente con actitudes-respuesta, obras de amor.

- Obediencia responsable, como respuesta a sus padres y al ambiente familiar

- Creatividad, en respuesta a las amigas que la solicitan como líder en sus juegos

- Caridad ingeniosa, respuestas concretas: dar su tiempo a las compañeras de clase, sus cosas a los pobres, su servicio a los enfermos del Hospital, su capacidad de liderazgo a la Congregación

- Respeto a todos, era su respuesta ante cualquier persona, Todos y cada uno eran importantes para ella. Lo manifestaba en su capacidad de escucha a niños, ancianos, visitas, Hermanas, trabajadores.

- Fidelidad a la Iglesia, en sus autoridades y leyes respuesta inspirada por la Fe, muy por encima de sentimientos o intereses humanos

- Lucha por la justicia, ante las diversas Autoridades con quienes trató. Era su respuesta a las injusticias en defensa de los derechos de las Hermanas, las trabajadoras de la Casa de Misericordia, los pobres y enfermos

- Fe práctica, una respuesta por la que “descubría en todo y en todos la disposición divina”
Mª Rosa Molas 1 Mª Rosa Molas 2 Mª Rosa Molas 3 Mª Rosa Molas 4
No eran respuestas ocasionales, fueron actitudes que configuraron su personalidad, generaron su estilo, su forma de vivir en los 61 años que Dios le regaló en esta tierra, hasta 1876 cuando la llamó a su Descanso. Sin pretenderlo dejó fundada una Congregación: Hermanas de Ntra. Sra. de la Consolación con 10 Comunidades y 75 Hermanas, una pequeña semilla destinada a crecer. Una respuesta a las necesidades que le fueron saliendo al paso en “cualesquiera necesitados”.
Video