Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Publicaciones

Publicaciones

 · 

Revistas Consolación

Revista Consolación Nº 125
Revista Consolación Nº 125

Enero - Marzo 2018





A PARTIR DE HOY

Iniciar un nuevo año invita siempre a la novedad y al agradecimiento y abre la esperanza de un nuevo camino. En este primer trimestre del año la Familia Consolación hemos sido invitados a acoger el nuevo Marco estratégico, emanado del XVIII capítulo general, para el próximo sexenio. En la presentación de dicho plan, éste es anunciado como brújula, estrella, mapa de ruta para toda la Familia Consolación a partir de hoy.

Un hoy que se va a seguir actualizando cada vez que acojamos esta llamada como dirigida a cada uno personalmente y en el momento en que provoque una respuesta creativa y original.

Un a partir de hoy que muy bien puede inspirarse en aquel rasgo tan característico de la Madre que consideraba que un instante importa una eternidad, o en aquella actitud que la dinamizó en su servicio de consolación al considerar que no había que esperar el día de mañana para hacer el bien.

Hoy, ni más ni menos, este momento que vives y vivimos, este momento en el que tomas conciencia con lucidez de que la vida que recibimos como un regalo está llena de una novedad, que no nos la inventamos, y , si es original y creativa, es porque Dios la ha soñado única para ti, para mí, para toda la Familia Consolación, para cada hermano que encontramos cada día en el camino de esta preciosa vida en la que hemos de salir como portadores de un gran mensaje, de una Buena Noticia.

Sí, un nuevo año estrenado, un camino por recorrer en el que contamos con un plan, una estrella, una brújula. ¿Cómo vamos a recorrer el camino? ¿con qué contamos? ¿con quiénes contamos? ¿quiénes esperan contar conmigo?

Lo que es cierto es que nuestra Revista Consolación llega a nuestras manos repleta de lo que hoy tantos niños, jóvenes y adultos de la Familia Consolación siguen viviendo y experimentando en la búsqueda de la vivencia del Carisma.

Mientras vamos recorriendo el camino y vislumbrando cómo hacerlo, sentimos la luz que nace de querer servir y ser instrumentos de consuelo, y lo que sabemos es que en el camino no vamos solos. Compartir la vida genera vida y esperanza a nuestro alrededor, nos hace sentirnos invitados a una fiesta e implicados para salir a invitar a otros. Compartir la vida de consolación en la Revista es una manera de salir, de ser invitados a la mesa de la fiesta.

Acojamos esta vida aquí compartida con entusiasmo, el mismo que la ha generado y hecho posible, y luego salgamos a hablar a otros con los que seguiremos compartiendo hoy el camino de la vida, haciendo cadena con esas primeras doce hermanas que, según el estilo de Jesús, iniciaron la aventura desafiante de consolar con el mismo consuelo que recibían de Dios.





volver PDF