Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación

E.Formación > EIFLYH > Programación

Foro Laicos. Volver a encontrarnos.
Foro Laicos. Volver a encontrarnos.
Me gusta la palabra volver porque significa que no es un empezar sino un retomar…el fin de semana del 20 y 21 de febrero celebramos el encuentro formativo que todos los años hacemos los Laicos de la Consolación en una casa preciosa en plena Sierra de Madrid, en Cercedilla…al llegar ya el entorno prometía todo estaba nevado de unos días atrás…parecía que nos daba la bienvenida sobre todo a los que íbamos del sur de España que poco acostumbrados estamos a ver la nieve tan cerca… volver a encontrarnos…cargados con la ilusión de vernos de nuevo, conocer caras nuevas..pero unidos con un mismo sentir y un mismo ideal…un mismo carisma y un mismo amor…volver a encontrarnos con nosotros mismos en dos días de parada, de reducir el ritmo diario, de ponernos delante del Señor, mirar de nuevo a la Madre y escuchar lo que late en nuestro corazón y seguir el rumbo que nos dicta el proyecto de vida de SER CONSOLACIÓN…

Este año el tema del encuentro ha girado en torno a la Misericordia por ser el año jubilar… empezamos el día 20 con una charla de Agustín, párroco de la Cañada Real en Madrid, nos habló de la misericordia apoyado en el texto de la bula del papa Francisco y nos desarrolló dos claves esenciales : silencio y ser peregrino.
Necesitamos parar…callar y escuchar…ver con los ojos de Jesús para poder sentir con el corazón de Dios. Hacer silencio para entrar en la dinámica de la misericordia. Después, salir, ponernos en camino…exiliarnos como necesidad para fundamentar nuestra fe.

Para mí fue una reflexión llena de luz y de claridad, captó nuestra atención y nos hizo descubrir un nuevo sentido de la misericordia desde la aceptación de la propia miseria como realidad constituyente de nuestro ser persona humana. Personalmente me quedo con esta frase “ No puedes salir al campo un día que ha llovido y no llenarte de barro”…

Nos despedimos de Agustín con la celebración de la Eucaristía y del sacramento de la reconciliación…momentos de encuentro con el Señor, con el hermano y con nosotros mismos, nuestra realidad de debilidad, de fragilidad…
Por la tarde, la hna. Encarna Moñino nos habló de la misericordia en Maria Rosa Molas. Un recorrido a lo largo de la Sagrada Escritura sobre la Misericordia y en la riqueza que encierran los vocablos que la definen, nos amplió el conocimiento de su significado y aterrizó en las obras de misericordia corporales y espirituales vividas en la Madre…estas obras que fueron el eje fundamental de su hacer…fueron el guión de su acercarse al pobre y necesitado…fue su experiencia de Amor de Dios puesta en práctica…hecha palpable…su AMOR TANGIBLE como dice la madre Esperanza Casaus en uno de sus libros.

Cerrando el día…encuentro y video-forum en el que tuvimos la oportunidad de compartir y palpar las realidades de miseria que nos rodean y a las que no podemos dejar de ser sensibles en nuestro día a día…
Amanece el domingo día 21 con una oración preciosa y muy bien preparada por Ricardo…nos “trasladó” a la orilla del mar… y nos hizo soñar…EL SUEÑO DE LA ESPERANZA… verdaderamente era un sueño… nieve fuera… el mar dentro… para mí que nací en la costa granadina no podía ser mejor…un encuentro con el Señor desde la calma, el sosiego y la paz que da el sonido del mar y la mirada al horizonte…un sueño…una esperanza…y un sentir la misericordia de Dios que hace nuevas todas las cosas…un dejarse hacer y un renacer de nuevo desde la esperanza y la confianza en el Señor.

Después de la mano de Elena Borrajo y con una gran creatividad…fue sacando poco a poco de una “cesta verde” varios objetos para darnos a conocer a la hna. Maria Teresa González Justo, para mí un descubrimiento que me ha cautivado en cuanto a la sencillez y originalidad de su ser y vivir como consolación para el pobre y el enfermo… con ella podemos decir : “ Bendito seas Padre, porque has descubierto estas cosas a los sencillos y humildes…”

El encuentro va llegando a su fin…unos días cargados de sonrisas, de ilusión, de confianza, de entusiasmo y de “cargar pilas” para poder seguir con este modo de ser…con esta forma de vivir…con este ideal de SER CONSOLACIÓN PARA EL MUNDO..mi mundo…tu mundo…nuestro mundo…
Mari Carmen (Santa Fe)
ampliar