Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Noticias
Noticias

Noticias

 · 

Gobierno General

A LA FAMILIA CONSOLACIÓN
A LA FAMILIA CONSOLACIÓN
A LA FAMILIA CONSOLACIÓN
    Nos acercamos al 14 de marzo. Es el preludio de algo que llega. Día situado estratégicamente entre los finales del invierto y la próxima primavera. Así describe Mª Esperanza Casaus el preámbulo de nuestro nacimiento en la Iglesia. En este día de fiesta, memoria agradecida, deseamos celebrar nuestro ser Iglesia sintiéndonos un solo cuerpo con la Iglesia que peregrina en Venezuela.     La Familia Consolación descubrimos quiénes somos cuando el dolor de la humanidad, grabado en el corazón, tiene nombre y rostro. Hoy, para nosotros, el pueblo de Venezuela tiene nombre y rostro. Rostros de hambre, miseria, indigencia, indefensión… rostros a quienes se les han negado los derechos humanos… rostros abofeteados por la mentira, la manipulación, la humillación… rostros sin vida digna, sin los servicios básicos… rostros sin libertad, oprimidos, encarcelados, silenciados… rostros acechados por la desesperanza, por la muerte.     Y entre esos rostros está la Iglesia, están las hermanas, los laicos, hombres y mujeres que se mantienen firmes en la esperanza, voz profética en medio del pueblo, esperando contra toda esperanza, respondiendo al mal con el bien, aunando voluntades y esfuerzos, solidarios con los más vulnerables, creativos en respuestas para permanecer a flote, para no sucumbir ante la tragedia.    El dolor que viven día a día las hermanas y los laicos de la Familia Consolación, junto a todo el pueblo venezolano, es también nuestro dolor. En este 14 de marzo, por intercesión de Santa María Rosa Molas, oramos por ellos y con ellos, dejándolos confiadamente en el corazón de Dios. Y con Jesús repetimos a una sola voz: “Venga a nosotros tu Reino”.     El único que hace brotar el bien del mal es Dios. El verdadero protagonista de la historia es Dios. El que disipa las tinieblas con su luz es Dios. Por eso confiamos y creemos que algo nuevo está llegando, ya se acerca. Como aquellas primeras doce hermanas, audaces incansables, el pueblo de Venezuela, y en él la Familia Consolación, también vislumbra con esperanza la novedad que está ya cerca. Una novedad que es Pascua, vida nueva para los crucificados de esta historia.     Que el testimonio de aquellas primeras doce hermanas nos ayude a ser artífices de paz y portadores de esperanza en nuestros ambientes de convivencia, trabajo y compromiso social.        Un abrazo fraterno:                                                                                                                                                                                                                                                                                        Hermanas del Gobierno General   Roma, 14 de marzo 2019
LA JUSTICIA CON LA CASA COMÚN EXIGE UNA CONVERSIÓN ECOLÓGICA
LA JUSTICIA CON LA CASA COMÚN EXIGE UNA CONVERSIÓN ECOLÓGICA
LA JUSTICIA CON LA CASA COMÚN EXIGE UNA CONVERSIÓN ECOLÓGICA
    Hemos empezado la Cuaresma, tiempo de ‘conversión’.     La Comisión de JPIC nos exhorta a entrar en esta dinámica en clave de ‘conversión ecológica’, como introdujo Juan Pablo II en el año 2001 y ha retomado Francisco en la encíclica Laudato Si’.   El Papa nos invita a la escucha de la creación. Escuchar su mensaje, como quien lee un libro. Escuchar su canto, pues las criaturas entonan un himno de alabanza. Quizá hemos perdido esa sensibilidad a la escucha profunda que nos capacitaría para reconocernos miembros la gran familia de la creación, para vivir la fraternidad universal como Francisco de Asís, una fraternidad más amplia que la humana: la fraternidad con toda la creación.    Escuchar y alabar, rezar con la creación. Entonar con ella un canto de gratitud al Creador y vivir la gratuidad. La creación es un regalo que hemos de conservar para las próximas generaciones.   Y al escuchar, descubrimos el dolor de la Madre Tierra. Escuchamos el silencio de tantas especies que dejan de existir porque el ser humano, con su acción, las ha hecho desaparecer. Escuchamos el clamor de los pobres que sufren el dolor del planeta, víctimas de cambios climáticos la mayoría de las veces provocados por los países más ricos pero cuyo impacto es mayor en los países más pobres.    La ‘justicia climática’ nos hace oír este clamor y nos debería implicar en la lucha por el respeto y el cuidado de la Madre Tierra, abogando ante los gobiernos para que se lleve a cabo el compromiso por un desarrollo sostenible. Como cristianos tenemos que seguir insistiendo sobre las políticas para que se comprometan con estos objetivos.    Ver, juzgar y actuar. No basta reflexionar y sentir con la creación. Hay que actuar, comprometerse. Y aquí entra la ‘conversión ecológica’, que tiene que ser comunitaria porque las acciones personales no son suficientes.     Nos comprometemos a: -        Como Cristo rezar con y por la creación. Pues sentimos del dolor de la Tierra y intercedemos por ella. -        Como Cristo vivir con sencillez, con lo necesario, evitando lo superfluo, lo que puede producir mucha basura, el “usar y tirar”. Unirnos a la regla de las “R”: Reutilizar, Reciclar, Reducir, Recuperar, Renovar, Reparar, Rediseñar, Reflexionar, Redistribuir, Reclamar, Renting (alquilar)… -        Abogar por el cuidado de la Casa Común, en comunidad, en los foros. Que esta voz llegue a los gobiernos, que en muchos casos no hacen porque no se sienten presionados.    En enlace encontraréis subsidios de formación y recursos web para continuar la formación y sensibilización: https://www.facebook.com/ViveLaudatoSi/ https://www.cristianismeijusticia.net/es/creer-en-la-sostenibilidad-las-religiones-ante-el-reto-medioambiental http://www.internationalunionsuperiorsgeneral.org/es/mision/justicia-paz-e-integridad-de-la-creacion/
COMUNIDAD DE LA CASA GENERALICIA EN MISIÓN AL ENCUENTRO DE LOS JÓVENES
COMUNIDAD DE LA CASA GENERALICIA EN MISIÓN AL ENCUENTRO DE LOS JÓVENES
COMUNIDAD DE LA CASA GENERALICIA EN MISIÓN AL ENCUENTRO DE LOS JÓVENES
     El viernes por la tarde dos hermanas de la casa Generalicia -Lisett y Natercia- participamos en un encuentro de jóvenes de una parroquia de Roma (Parroquia San Giuseppe all´Aurelio).   Fuimos invitadas por  un sacerdote de Brasil que hace vida en esta comunidad parroquial.  Ante un grupo de unos 40 jóvenes, en una de sus sesiones de formación, les presentamos  nuestro carisma con su fundamentación teológica y bíblica, acompañada de cantos y danzas, que los jóvenes siguieron con gran atención. Tenemos intención de seguir participando en la oración, formación y Eucaristía dominical del grupo.       También estamos participando a la oración mensual de otro grupo de jóvenes de la parroquia S. Pío V, a la que pertenece nuestra casa.       Es la forma en la que la casa Generalicia quiere responder a la llamada del Capítulo que nos pide estar insertas en el mundo de los jóvenes. Confiamos ir adelante con la ayuda del Señor.                                                     Comunidad de la casa generalicia
Una buena brújula capitular…
Una buena brújula capitular…
Una buena brújula capitular…
     El día 14 de febrero el gobierno general participó de una mañana de estudio y reflexión, convocada por la Unión internacional de Superiores Mayores. El tema presentado fue: “El Capítulo General: discernimiento y obediencia coral”.      Comparten su experiencia las Hnas. Jolanda Kafka, Misionera Claretiana, y Mª Luisa Miranda, Salesiana.   Un compartir claro y bien estructurado sobre modos de preparar este acontecimiento capitular. Un intercambio rico y profundo. Son de agradecer estas iniciativas que nos abren a otras posibilidades y nos ayudan a crecer como cuerpo congregacional.                                                                                                         Hermanas del gobierno general.
TALITHA KUM:  JUNTOS CONTRA LA TRATA DE PERSONAS
TALITHA KUM:  JUNTOS CONTRA LA TRATA DE PERSONAS
TALITHA KUM: JUNTOS CONTRA LA TRATA DE PERSONAS
       El 8 de febrero de 2019, memoria litúrgica de Santa Bakhita, se ha iniciado la celebración de los 10 años de Talitha Kum, que concluirá el próximo mes de septiembre con la primera Asamblea general de dicha organización.     Algunas hermanas de la comunidad de la casa generalicia hemos participado en los actos organizados para la apertura:   El viernes día 8 se celebró una vigilia de oración muy bien preparada por el Comité Internacional de la Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata de personas. La Basílica San Antonio de Padua, en Roma, se llenó de personas orando, escuchando testimonios, cantando, haciendo escuchar sus voces: ‘Todos contra la trata’.   El domingo día 10 se realizó una marcha simbólica desde el Castel Sant ‘Angelo hasta la Plaza de San Pedro, bajo el lema: “Insieme contro la trata”. Participaron numerosos religiosos –sobre todo mujeres– y  laicos. El Papa Francisco hizo alusión a la jornada durante el Ángelus y junto a él rezamos la oración a Sta. Bakhita:         Tu que fuiste vendida como esclava y tuviste que enfrentar dificultades indecibles, intercede ante el Dios de la Misericordia, de modo que las cadenas del cautiverio puedan romperse. Que Dios mismo pueda liberar a todos los que han sido amenazados, heridos o maltratados por la trata y el tráfico de seres humanos…      Actualmente, en el entorno de Talitha Kum se han formado 1023 religiosas, que trabajan en 65 países. Se han realizado 34 cursos con el objetivo de constituir la red y un curso piloto de un año de duración para la formación de líderes de Talitha Kum que lleven a cabo acciones en colaboración contra la trata.      A día de hoy, la red de Talitha Kum Internacional está formada por: 43 redes nacionales: 8 en África, 10 en Asia, 16 en América, 7 en Europa y 2 en Oceanía. 6 coordinaciones regionales: 2 en América Latina, 3 en Asia y 1 en África 4 coordinaciones continentales: América, Europa, Asia y Oceanía    Las redes están presentes en 77 países, en los 5 continentes: 13 en África, 13 en Asia, 17 en América, 31 en Europa y 2 en Oceanía.    video del Papa Francisco                  Comunidad de la casa generalicia, Roma    
LOS POBRES:  Lugar teológico del compromiso JPIC
LOS POBRES:  Lugar teológico del compromiso JPIC
LOS POBRES: Lugar teológico del compromiso JPIC
   “Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25,44)      Mucho se ha hablado de este tema, pero siempre es bueno recordarlo.    El Hombre está ligado al espacio y el tiempo, Dios es eterno y omnipresente, el POBRE es pues el lugar, punto de encuentro, entre ambos.    ¿Por qué? Porque Cristo se encarna y toma la condición de uno de tantos, viene para ellos, anuncia el Reino de Dios a los Pobres, les da la vida de Dios “Teo”. Los pobres y Jesús tienen una sintonía especial.    Esta sintonía no es solo un dejar las cosas, desprenderse de lo material, es un dejarse, vaciarse de sí mismo, una verdadera comunión.    Amar y servir al pobre, al marginado es un modo de ponerse ante la cruz, desde esa postura, no solo el acercarse viendo al pobre como “objeto” de nuestra caridad sino “sujeto” de dignidad.    Nuestro contemplar el modo de proceder de Jesús ira dando, conformando, nuestros sentimientos y acciones a los suyos.  Preguntarnos cuáles son mis sentimientos, mi forma de relacionarme con el pobre y el marginado.   San Francisco decía “lo poco que necesito, lo necesito muy poco”…. ¿seria nuestro sentir?   Cosas, instrumentos, tiempo, lugares, espacios…. Y puedo pasar de ellos, ¿despegarme?  Nuestra forma de relación con el otro es reflejo de la contemplación de la relación de que tengo con el Otro.   Mirar a los ojos del pobre, tener en el corazón sus sufrimientos y que sea concreto en un ser y estar.   Mantener una actitud agradecida constante de lo que tengo, ¿el termómetro de mi pobreza?
1
2
3
4
5
volver