Zona Privada Galería Videos Audios Documentos
Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación
Noticias
Noticias

Noticias

 · 

Gobierno General

A LA FAMILIA CONSOLACIÓN
A LA FAMILIA CONSOLACIÓN
A LA FAMILIA CONSOLACIÓN
                                                            ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Cristo vive!     ¡El Siervo ha resucitado!    La Resurrección de Jesucristo nos permite salir corriendo y anunciar, como María Magdalena: ¡Él vive!     Como ella, dejémonos sorprender por el fuego de esta gran noticia: ¡¡CRISTO VIVE!! ¡Ha resucitado!  María Magdalena cree en Jesús. Esta fuerza llena su corazón, moviliza sus deseos y es capaz de contagiar a todos la alegría que siente al ver el sepulcro vacío, signo de una Presencia.    Que podamos contagiar y anunciar, con el testimonio, la experiencia de la fuerza que trae el Resucitado y recorrer con Él caminos de paz, alegría, cercanía y acogida.     Que la salida a los más desfavorecidos y a los jóvenes esté impregnada de esta fuerza transformadora.     Un saludo fraterno:                                                                                                                  Hermanas del Gobierno General Roma, 21 de abril 2019  
JUSTICIA COMO ESTILO DE VIDA
JUSTICIA COMO ESTILO DE VIDA
JUSTICIA COMO ESTILO DE VIDA
  "Ya se te ha dicho, hombre, lo que es bueno y lo que el Señor te exige: tan sólo que practiques la justicia, que seas amigo de la bondad y te portes humildemente con tu Dios" (Mi 6, 8)      Jesús llega a las fronteras del hambre, de las mujeres y los niños, de los extranjeros, de los enfermos, de…. Y las traspasa, hace de ellos el motivo de su venida.    La justicia en la sociedad ha ido evolucionando, de la venganza a las leyes jurídicas, pasando por la ley del Talión. Pero Jesús va más allá de normas y preceptos.    El Reino de Dios no es cuestión de comida y bebida, sino de justicia, paz y gozo en el Espíritu. El desarrollo integral de cada hombre, de todo hombre y de todo el hombre, debe cubrir un radio de 360º.    Dios sueña una humanidad que viva la fraternidad solidaria, donde cada persona viva en plenitud.    ¿Cómo actuar? En la familia, escuela de pequeños gestos: “gracias”, “perdona”… En el día a día, con las actitudes del Siervo que se hace siervo de los que no cuentan. Practicando las obras de justicia: dar de comer, dar de beber, dar alojamiento al extranjero… Procurando la promoción integral de los pobres. ¿Desde qué motivaciones? Siendo fieles en cuatro dimensiones: Fieles a la Persona humana y a la Madre tierra. Fieles a Cristo y al Evangelio. Fieles a la Iglesia y a su misión en el mundo. Fieles a la consagración y al carisma.    Esto se traduce en mística y profecía, interiorizar guardando en el corazón, actuar que anuncia y denuncia...    Dejemos que en este Triduo Pascual el estilo de vida de Jesús, el Siervo, se nos grabe a fuego en el corazón.    Buen Paso de Señor… canto: Ain karem
Por todo el tiempo de mi vida...
Por todo el tiempo de mi vida...
Por todo el tiempo de mi vida...
   Damos gracias a Dios por el don de la vida y vocación de nuestras hermanas: Mirian Sánez y Zulismar Mundaraín (provincia María Rosa) que celebran 25 años de consagración religiosa.     Agradecemos al Señor por el regalo de sus vidas, por la fidelidad en la entrega de cada día durante estos 25 años. Nos unimos a su acción de gracias y pedimos al Señor, siempre fiel, siga sosteniendo sus vida y misión. Felicidades hermanas.
Experiencia del paso al Noviciado
Experiencia del paso al Noviciado
Experiencia del paso al Noviciado
“El Señor ha estado grande con nosotras y estamos alegres”    Estamos alegres por el amor tan generoso de Dios para con cada una de nosotras, Él  que nos llamó, nos llama y nos presenta una propuesta de escribir una historia de salvación desde el amor, que  nos impulsa a decir ese Si generoso como la Joven María en Nazaret aquella mañana “he aquí tu sierva, he aquí tu esclava” específicamente en esta familia que nos abre sus puertas y nos da la bienvenida para ser instrumentos de consolación        El 28 iniciamos nuestro retiro de recogimiento y preparación al paso del Noviciado, tomando conciencia y abriendo nuestros corazones para esta nueva etapa, contamos con la gracia del Espíritu Santo y el acompañamiento de María. Para conocer y meditar ¿Qué es un Noviciado? ¿Y cómo podemos aprovecharlo en todo su sentido?    Es una experiencia donde construimos día a día sobre la Roca que es Cristo, aprendiendo como El en la casa de Nazaret a Orar desde una unión filial con el Padre y así conocer su Voluntad en nuestras vidas, que se plenifica  en la unión fraterna y en la caridad de salir con un ardor en nuestro corazón a  atender las necesidad de nuestros hermanos. Tres pilares fundamentales para esta etapa.    Con grande alegría, sueños, esperanzas y atraídas por la mirada amorosa del Señor,  iniciamos hoy este camino y sabiendo que no será nada fácil, pero con la certeza de que no vamos solas, de que Dios va colocando el deseo en nuestros corazones con la ayuda de su amor y su gracia nos confiamos en que para Él nada es imposible. Aline Ferreira (Brasil), Endimar del Carmen, y María Candelaria( Venezuela) 
EN MEMORIA DE LOS MÁRTIRES DE NUESTRO TIEMPO
EN MEMORIA DE LOS MÁRTIRES DE NUESTRO TIEMPO
EN MEMORIA DE LOS MÁRTIRES DE NUESTRO TIEMPO
     El día 21 de marzo la comunidad de la Casa generalicia participó en una vigilia de oración, celebrada en la basílica de S. Bartolomé en la Isla Tiberina.    Estuvo organizada por el Vicariato de Roma, la Comunidad de S. Egidio, el Departamento de Migraciones y CARITAS.    La celebración fue precedida por una marcha de oración desde el Coliseo a la Isla Tiberina. Estaban representadas, además de las instituciones citadas, las iglesias anglicana, ortodoxa y evangélica, cuyos mártires también se recordaban.    Fue un encuentro de oración, testimonios, cantos, símbolos, con la riqueza de diversidad de lenguas, razas y culturas. Se fueron nombrando los últimos mártires de todos los continentes, cuyo número es más alto del que cabría imaginar.    Vivimos uno de esos momentos en que el sentimiento de pertenencia a la Iglesia es muy hondo, así como la gratitud por tantos hermanos que por defender la fe, la paz, la justicia y los valores humanos dan su vida, sin que apenas el mundo se percate de su sacrificio.                                                    Comunidad de la casa Generalicia
A LA FAMILIA CONSOLACIÓN
A LA FAMILIA CONSOLACIÓN
A LA FAMILIA CONSOLACIÓN
    Nos acercamos al 14 de marzo. Es el preludio de algo que llega. Día situado estratégicamente entre los finales del invierto y la próxima primavera. Así describe Mª Esperanza Casaus el preámbulo de nuestro nacimiento en la Iglesia. En este día de fiesta, memoria agradecida, deseamos celebrar nuestro ser Iglesia sintiéndonos un solo cuerpo con la Iglesia que peregrina en Venezuela.     La Familia Consolación descubrimos quiénes somos cuando el dolor de la humanidad, grabado en el corazón, tiene nombre y rostro. Hoy, para nosotros, el pueblo de Venezuela tiene nombre y rostro. Rostros de hambre, miseria, indigencia, indefensión… rostros a quienes se les han negado los derechos humanos… rostros abofeteados por la mentira, la manipulación, la humillación… rostros sin vida digna, sin los servicios básicos… rostros sin libertad, oprimidos, encarcelados, silenciados… rostros acechados por la desesperanza, por la muerte.     Y entre esos rostros está la Iglesia, están las hermanas, los laicos, hombres y mujeres que se mantienen firmes en la esperanza, voz profética en medio del pueblo, esperando contra toda esperanza, respondiendo al mal con el bien, aunando voluntades y esfuerzos, solidarios con los más vulnerables, creativos en respuestas para permanecer a flote, para no sucumbir ante la tragedia.    El dolor que viven día a día las hermanas y los laicos de la Familia Consolación, junto a todo el pueblo venezolano, es también nuestro dolor. En este 14 de marzo, por intercesión de Santa María Rosa Molas, oramos por ellos y con ellos, dejándolos confiadamente en el corazón de Dios. Y con Jesús repetimos a una sola voz: “Venga a nosotros tu Reino”.     El único que hace brotar el bien del mal es Dios. El verdadero protagonista de la historia es Dios. El que disipa las tinieblas con su luz es Dios. Por eso confiamos y creemos que algo nuevo está llegando, ya se acerca. Como aquellas primeras doce hermanas, audaces incansables, el pueblo de Venezuela, y en él la Familia Consolación, también vislumbra con esperanza la novedad que está ya cerca. Una novedad que es Pascua, vida nueva para los crucificados de esta historia.     Que el testimonio de aquellas primeras doce hermanas nos ayude a ser artífices de paz y portadores de esperanza en nuestros ambientes de convivencia, trabajo y compromiso social.        Un abrazo fraterno:                                                                                                                                                                                                                                                                                        Hermanas del Gobierno General   Roma, 14 de marzo 2019
1
2
3
4
5
volver